😡Observa hacía adelante sin Ira🤗

«No gires hacía atrás con ira» es sólo una intensidad 

Así decía una hermosa canción de Oasis, compuesta por Noel Gallagher hoy todavía vigente. ¿Cómo surgió este escrito en forma de lección? En estás últimas semanas entre algunas consultas que tuve y por sitios por lo que estuve trabajando, observe lo siguiente, cuantos de nosotros vivimos el día a día sin ni siquiera preguntarnos como nos sentimos dentro y que a su vez nuestro exterior nos los refleja y aún así lo expresamos  con esos pensamientos negativos que nos lleva a validarlo sin ser conscientes de lo que estamos manifestando, y tampoco cuestionar de donde viene esa negatividad, no nos preguntamos porque nos sentimos como si estuviéramos peleados con el mundo y no hacemos otra cosa que dañarnos más a nosotros mismos, y por supuesto que nos relacionamos mal con los demás, pero saben una cosa el que está peleado con el mundo es tu interior sin darte cuenta, hay tanta suciedad, tanta basura acumulada al paso de los años sin limpiar ni liberar, que eso te llevó a vivir con esa bronca y rencor creyendo que eso no se podía transformar y que a su vez lo continuabas confirmando ese estado en tu presente, obviamente esa ira, esa bronca puede ser una consecuencia que vienes arrastrando desde hace mucho tiempo.

Cuantas veces en tu vida fuiste con bronca, impotencia de querer cambiar tal o cual situación que no te gustaba queriendo controlarla de alguna manera y cuando hablabas con las personas sobre algo que no te gustabas te ponías a la defensiva y atacabas a ese ser que te estaba mostrando la vida de otra manera, cabe remarcar que ese enojo es sólo una intensidad que debemos cuestionar el para que ha venido a tu presente, que por supuesto es para sanarlo y poder trascenderlo.

Vamos por la vida haciendo planes y que queremos que salgan de la manera que la habíamos planeado, pero al final nada sale como hubieras querido, porque llevabas ese cartel de control en tu mente que se negaba a aprender la lección. La proyección que validabas de lo que estabas interpretando desde tu carencia que te dominaba, no poniendo atención en ti, hasta puede causarte dolores internos llegando a tus riñones o lo sentirás en tu frente, pero lo que no sabías que no te pertenecía y que no te permitías disfrutar de este presente hermoso que te envuelve, de agradecerlo para que lo transformes, lo liberes, y te desprogrames de una vez.

Tu pasado quedó ahí en el pasado, debes abrazarlo para poder construir nuevas experiencias en tu presente pero claro si quieres estar haciendo algo que te haga feliz y te apasiona ponte en tu presente esa meta para lograrlo, sino no lo pides en coherencia con tu sentir, y si estás anclado en pensamientos que no te aportan y que vuelven hacerte vivir situaciones que ya no te sirven, es una elección igualmente, o aprendes la lección para transformarla en un porvenir, o repites lo mismo una y otra vez y quizás con más fuerza y resistencia al cambio te encontrarás, y más ira proyectarás en tu exterior confirmando aún más eso que sientes que te niegas a ponerlo a la luz a tu consciencia.

Construye nuevos lazos

Muestrate tal cual eres y entregate a la vida desde el corazón, desde tu esencia, perdona las ilusiones de que no eras capaz de comenzar de nuevo y construir tu propio camino confiando en la vida mediante lo que sientas, pide y te será concedido, si a través del inconsciente pides miseria la vida te dará más miseria y lo proyectaras en la personas que vengan a tu vida para hacerlo consciente, y si decides comenzar con tus proyectos desde lo que eres capaz desde tu propósito aunque no lo sepas con claridad lo pides y se te concederá.

Para comenzar un nuevo proceso en tu vida debes decidir que has hecho para volver a repetir la misma experiencia en la que ya conoces cuales serán las consecuencias y que te sentirás de la misma manera, entonces debes saber, que debes dejar de sostener lo que ya no te hace crecer o de lo contrario te vuelves adicto a ese pensamiento que no quieres transformar por seguir una lealtad invisible.

Todo forma parte de la ilusión que has vivido muchos años, por eso cuando logras darte cuenta que no eres lo que sostienes y que nada allí afuera puede dañarte, te liberas, ahora estás contigo observando ese pensamiento que te estaba dominando a tal punto que no lo querías soltar porque pensabas que sólo existía verlo de esa manera, y ahora sólo quedará la anécdota, el recuerdo que forma parte de ti, y que ya no causa ningún malestar, entonces ahora es cuando te sonríes de que haya sucedido de tal manera.

Atrévete a enfrentarlo sin regodearte en ese malestar que sientes en el que solamente dejarás de resistirte y  abrirás tu corazón, ya ahora estás recuperando tu poder, tu ser, y decidirás dar vuelta la página con la mente abierta a comprender la forma en que lo estabas observando en ese aquel aparente interpretación percibida. Una vez que lo integras ya respirarás sin fatiga alguna y todo ira y bronca acumulada se disipará en un abrazo enorme de amor, estate atento no hay que desesperarse estás en el camino del aprendizaje en donde todos los días tienes la oportunidad de darte a tu luz amorosa, recuerda como dice «un curso de milagros» estamos unidos a Dios, por ende todos somos uno, somos luz.

Espero que te haya sido de utilidad de este artículo, y gracias por leerme, estoy a tu disposición por cualquier consulta que tengas, o si quieres cuadrar una cita no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Deja un comentario