Baradero, la cuna de la agricultura y de mis ascentros

Por donde empiezo, con muchas cosas que nunca que pensé que descubriría, hasta se dieron cosas muy improvisadas y sorprendentes.  Aquí está les cuento.
 
Tenía ansiedad del día que iba a vivir, pensaba mucho con que me iba a encontrar, tenía muchas preguntas de las cuáles no sabría sin tendría las respuestas, al fin había tomado el paso que quería saber, un poco más de la historia de mi familia, y que fue de ella y de mis antepasados, era algo que me tenía con mucha intriga, entusiasmo y ansiedad al mismo tiempo, que hizo que me  desvelara toda la noche, me pongo así cuando quiero saber de algo nuevo.
 
Mi viejo ya se había levantado,le había dicho de poner el agua para que nos tomemos unos mates antes de irnos, era temprano, como las 6:20 de la mañana, mi vieja seguía durmiendo, y mi hermano menor igual. Nos pusimos a tomar mates con mi viejo, mientras charlábamos sencilleces como que tenía que poner el teléfono nuevo en la pieza para que no se corte más internet, y de levantar una pared en la casa que era de mi abuelo, cosas que uno habla cuando toma mate.
Se hizo  las 7:00 de la mañana, y nos fuimos a buscar el auto, al garaje donde lo guardamos, que es en la casa que era de mi abuelo ni más ni menos. Me da las llaves para que maneje ya que por obviedad el tenía el yeso en su brazo izquierdo por el cual le costaba manejar cómodamente.
Antes de la salir a la ruta, nos fuimos a cargar gasoil a una estación de servicio, no había coches, estaba todo tranquilo el transito, y el sol se estaba asomando radiantemente.
A las 7:30, salimos de la estación de servicio, y me dirigí a la panamericana Acesso Norte, la que te lleva a Pilar-Campana, luego tomé la dirección Campana que nos llevaría a la Ruta 9, esta Autovía te lleva a Rosario, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy. Mi viaje sería cortito a tan solo 140 Kilómetros de donde vivo, me dirigía a la Ciudad de Baradero, antes de llegar a esa ciudad, pasamos por Zárate, Lima, Atucha y Alsina. Luego entraríamos por la ruta 41 unos 20 kilómetros para adentro hasta llegar al partido de Baradero, habíamos llegado a las 9 de la mañana.
 21082015804
De repente me agarro  una linda sensación, mi viejo me pide que pare a un costado el auto, para preguntarle a una persona que justo pasaba a donde quedaba la Municipalidad de Baradero, el hombre muy amable, se conocía “Todo el Pueblo”, nos dijo que siguiéramos por la calle que transitábamos todo derecho, hasta que nos encontráramos con una plaza muy linda, que en la esquina justo se ubicaría lo que estábamos buscando, nos pusimos en marcha, eran unas 6 u 7 cuadras más o menos, dejé el auto estacionado en la vuelta sobre la plaza enfrente de la basílica hermosa que tiene.
En eso me dice mi papá, “si no encontramos lo que buscas, vamos al cementerio, que seguro ahí conseguimos todo”. Bueno vemos le dije yo, nos dirigimos a la Municipalidad, entramos, a lo que veo tres personas solamente trabajando en la entrada, digo, -Buen día!!, como le va señora, me dice, “Muy bien querido”, que necesita?, yo le digo ando buscando el Registro Civil, me podría decir la dirección? la señora me dice, acá a la vuelta, a mitad de cuadra, se va encontrar con el mismo.Le agradecí mucho y nos fuimos.
 DSC03833
Salimos de ahí, dimos la vuelta como nos dijo, y llegamos al Registro Civil, no le saque una foto, porque en ese momento no pensaba en eso, pero le hubiera sacado una, era una “CASA”, a todo esto mi viejo no me decía nada, el estaba admirado por lo cambiada que estaba la ciudad, la veía muy distinta a como la conoció cuando era chico, él me contó que mi abuelo los traía junto con mi tío de vacaciones de verano para que paseen, anden en bicicleta, y jugaran en la plaza, pero solo eran vanos recuerdos que tenía porque era muy pequeño, cuando había venido al pueblo.
DSC03852
 
Entramos, voy directo a hablarle a una muchacha que no tendría un poco más de mi edad, ah!, solo eran cuatro personas!! trabajando tranquilo, no había nada de gente, todo era muy calmo y rondaba la amabilidad. Saludo a la muchacha como lo hago siempre, y le hago saber mi consulta. Le solicite el Acta de Nacimiento de mi abuelo, y el Acta de Defunción de mi bisabuelo, a lo que ella me aclara que si no tenía la fecha de defunción no iba a poder buscarlo en los libros. El motivo por el cual nunca encontré datos en internet es porque todo la información que se encuentran en la ciudad en lo que respecta al registro de personas, solo se encuentran en los libros de actas que tenía el registro, los libros tenías una antigüedad invaluable.
En eso me dice que vaya al cementerio que ahí voy a encontrar el dato, ni lo dudo le digo que me haga dos boletas para que abone el timbrado.
Salimos de ahí, y le digo a mi viejo que fuéramos caminando ya que no quedaba muy lejos el cementerio de donde estábamos, mientras recorríamos el lugar tranquilos.
Hicimos nueve cuadras hasta llegar a el cementerio, el mismo tiene 400 años, entramos, pero la oficina del encargado no se encontraba, la oficina estaba cerrada, en eso mi viejo me dice, “che flaco” vamos a la tumba para que sepamos la fecha que murió. Mi viejo se acordaba de que era para el fondo, pero ni ahí que sabía donde se encontraba, cuando estábamos dispuestos a perdernos, llega un señor en moto, era uno de los trabajadores de ahí, nos saludamos, y nos pregunta que andábamos buscando, en eso le decimos que tratábamos de averiguar información de un familiar nuestro que se encontraba enterrado, y por nuestro acento el señor nos dice ustedes son porteños no?, y mi viejo le dice venimos de lejos exclusivamente para esto. El señor se sube a la moto, nos dice lo voy a buscar al encargado que debe estar en la Municipalidad, que esperemos que va venir enseguida. Le agradecemos y nos pusimos a esperarlo  en la entrada. Luego de diez minutos llega el encargado, un hombre petiso, petacón y pelado de unos cincuenta años, muy amable, nos había dicho que estaba en el velorio de un amigo que por eso no tenía abierto la oficina y que vino corriendo enseguida cuando le avisaron que se encontraban dos personas de Buenos Aires esperándolos. (Aclaro que Baradero está dentro de la Provincia de Buenos Aires pero a los que viven cerca de la capital les dicen porteños, y obviamente la gente que vive en el centro de Buenos Aires es muy diferente a del interior de la Provincia.)
 
Entramos a la oficina, y le dijimos lo que andábamos buscando, el paradero de José Salvador Palmieri, no teníamos idea de la fecha que había fallecido, le dijimos que por ahí entre la década del ’30 o ’40 pero no sabíamos con precisión, a lo que el tipo me dice pero no, si es antes del ’30 no tenemos registros, yo en eso decía por dentro noooo!, mi papá le dice en eso, busqué a la esposa, debe estar enterrada con él, pero ella falleció en el ’59 le dice. Empieza a buscarlos en sus libretas más viejas que una pelota de trapo, entonces la encuentra, Filomena Ramirez de Palmieri. Bingo, encontró la sección donde se encontraba, y luego fue por el libro de secciones, en el que nos dijo que es un lugar donde se entierran a muchos miembros de la familia.
Encuentra la libreta y ahí estaba la fecha de fallecido de mi bisabuelo el 20 de Marzo de 1942 a los 62 años, y de mi bisabuela el 17 de junio de 1959 a los 76 años, luego ahí se encontrarían los nombres de muchos de sus hijos, todos enterrados juntos.
Bueno nos despedimos del señor, le agradecí mucho por el gesto y le pregunto el nombre, me dice me llamo Daniel, cualquier cosita acá tenes el teléfono por si necesitas algún dato más, muy amable el tipo.
 
En eso ya eran las 10:30 de la mañana, mi viejo me dice “che Andru”, vamos a ver  la tumba ya que estamos, el tipo nos dice donde quedaba para que la ubiqumos y nos fuimos a verla. En el camino nos topamos con un sepulturero que nos pregunta a quien buscábamos, nosotros le dijimos donde se encuentra la familia Palmieri, el tipo abre los ojos, Los Palmieri si!!, los conozco, todo Baradero sabe de ellos, nos quedamos impresionados, nos contó un poco la historia del padre, y los hijos, quienes se habían peleado y quienes andaban juntos, que solo les falto ser dueños de tierras , pero que los Palmieri los conocía todo el pueblo, mi apellido era famoso, en esa ciudad, que loco.
En la tumba se encuentran enterrados 4 hijos, y los otros están al lado, pero sobre la tumba, está la foto de mi bisabuelo y mi bisabuela juntos, llena de flores, una ternura.
DSC03839
 
Luego de haber apreciado, salimos del cementerio, pero yo notaba una sonrisa en mi viejo, y en mi, sabíamos un poco más de nuestra historia, me sentía parte de Baradero, me era muy familiar y vaya que si lo era.
Buenos emprendimos retorno nuevamente para el registro a las 11 de la mañana, antes habíamos pagado los respectivos timbrados a 45 pesos cada uno.
Ya en el Registro Civil, nos recibe la chica y nos pregunta si tuvimos suerte a lo que ella misma nos dice, por su sonrisa me doy cuenta que sí. Le digo los datos de mi abuelo y de mi bisabuelo, lo encuentra, yo no podía dejar de mirar los libros con color amarillo antiguo en sus hojas y en sus tapas, con el referente olor a viejo. En fin me saca las fotocopias de las actas me las firma, luego me las sella, le agradecí mucho, saludamos y nos fuimos de ahí.
Mientras caminábamos con mi papá hasta la plaza, voy leyendo las dos actas que tenía, una vez en la plaza me siento en un banco a leerlas, la letra no sé entendía muy bien ya que esta escrito en manuscrito cursiva con letras muy finas, pero se entendía achicando la vista, en eso noto dos cosas, empecé a dudar, en el acta de defunción de mi bisabuelo por que decía que el hijo había constatado con su  firma el hecho a los 29 años de nacionalidad “Argentino”, no podía ser, para mi papá según le había contado mi abuelo, todos los hijos habían nacido en Italia, habían venido con él en el barco, no nos cerraba. Luego leyendo en el acta de nacimiento de mi abuelo, leemos que su mamá Filomena figura como “Argentina, y su papá Italiano. No tenía el dato de donde había nacido en Italia. Esto se notaba confuso, pero luego de unos minutos, mi viejo me dice, puede ser que se hayan equivocado al anotarlos, capaz que por vergüenza ellos decían que eran argentinos para no decir que eran inmigrantes italianos, pero yo le digo es absurdo por que a lo sumo se casaban con sus libretas de extranjeros, entonces me dice, vamos al registro de nuevo, total no perdemos nada con averiguar si se casaron acá.
Cuando entramos al registro, nos atiende la chica y nos dice se olvidaron de algo?, si más o menos, le dice mi viejo, le habíamos dicho que teníamos una duda con respecto a las nacionales de la esposa de mi bisabuela y el hijo, en el que figuraban como argentinos y no como italianos, el único que figuraba como italiano era mi bisabuelo José, la chica nos decía que era difícil de averiguarlo por que por ahí los datos estaban mal o nos decía las mismas suposiciones de que teníamos mi papá y yo, entonces me dice, no sabes en que año emigró de italia? yo le digo no, lo que se que por la edad que falleció, le resto el año, y me da 1880, y su hijo mayor tenia 29 años, entonces nació acá, entonces nos mira si caso después de 1890, tenemos los registros, sino deben estar en la parroquia si es antes de ese año.
Cuando ya estábamos dispuesto a ir a preguntar a la parroquia, la chica nos dice mira no tengo mucha gente, termino de firmar esto, y empiezo a buscar a ver si los encuentro, luego de diez minutos, empieza a buscar, por edad de casamiento, 18, 19, 20, 22, 24, nombre José Palmieri con Filomena Ramirez no? nos dice, si le decimos, está acá, se casó en 1902, no podíamos creerlo, habíamos hallado el acta de matrimonio, impensado, improvisado, de sorpresa completamente. Pensaba que el se había casado en Italia, por lo visto nadie conocía la historia.
Rápidamente nos fuimos a pagar el timbrado para el documento que solicitamos, en el camino nos compramos unos sandwiches de milangas completas, ya eran casi las 12 y estábamos con hambre.
12:30 Llegamos al registro y retiramos el acta de matrimonio de mis bisabuelos.
 DSC03829
Fuimos a la plaza a comer los sandwiches, mientras leíamos el acta. Mi bisabuelo vino de Italia de un pueblo llamado Jelsi Provincia de Campobasso, se casó en 1902 a los 24 años de padres italianos, llamados Pascual Palmieri, y Caterina Cianciullo. La esposa llamada Filomena Ramirez, con madre llamada Jacinta Ramirez y padre desconocido, juraron matrimonio. Sin buscarlo me encontré con el acta de matrimonio, y encima con los datos de mis TATARABUELOS y el lugar donde nació en Campobasso, como siento ese lugar como familiar también, desde que supe de ese pueblo.
 DSC03841
La historia fue que mi bisabuelo se tomo el buque solo con su hermano Antonio, en busca de algo distinto para su vida, emigraron antes del 1900, para Argentina, lo que si tendría entre 21 0 22 años cuando emigró de Italia. Solos sin nada, en el que se fue a Baradero porque había mucho trabajo para Jornaleros, en el campo, ya que la ciudad fue llamada “la cuna de la agricultura”, sin pensar que allí encontraría el amor, su hogar, y su familia numerosa.
Algo curioso, todos los hijos hablaban italiano,menos mi abuelo y su hermana que aún vive en Baradero. El padre no hablaba español por que lo que a sus hijos les enseño el idioma que sabía, el italiano!
Pasamos por la casa de mi tía abuela, pero no pasamos, mi papá no quería entrar así sin avisarle y a que es una anciana muy delicada.
 
Buenos con mi viejo nos sentíamos realizados, el estaba contento por mi me decía porque había encontrado lo que estaba buscando pero yo creo que este viaje a él le hizo más que bien, un poco para conocer la historia de nuestros ancestros, y un otro poco sentirse feliz por él, porque realmente supo cosas que nunca le habían contado, fue una sorpresa para ambos en sí.
 DSC03860
Recorrimos un poco más la ciudad sacando fotos, y nos fuimos hasta la costanera del Paraná, hermoso pueblo sin dudas, la tranquilidad abunda y la amabilidad de la gente es única!
Ya estaban por ser las 3 de la tarde, y teníamos que volver para evitar el transito de vuelta ya que era viernes por la tarde, emprendimos la vuelta, volvimos por el mismo camino. Mi viejo se durmió por que no daba más del sueño, aparte la caminata lo había fulminado.
Ya el viaje se estaba terminando para lo que habíamos ido a buscar y todo fue con creces e impensado con mucho más de lo que creíamos.
El viaje para mi viejo había terminado por lo que habíamos conseguido para el paso que voy a realizar, pero para mi el viaje recién empieza, hay mucho camino por recorrer y esto continuará cuando vaya al Pueblo Natal de mi bisabuelo, esto sigue, no termina acá.

 

 

Deja un comentario