Buscando nuevos horizontes

La naturaleza humana nos lleva (en algún momento de nuestras vidas) a ver “algo más”, a ver algo nuevo, esa inquietud, ese interés, esa cosquilla que podemos dejar pasar, que podemos no hacerle caso, pero que sigue latente.

No sabremos quizá lo que nos espera, podemos imaginarnos, suponernos, soñar algo nuevo, pero sin razones “fuertes” o comentarios de fuentes “seguras” o cercanas, nos encontramos en una situación de: ¿y ahora qué hago?, ¿me quedo o me voy?, quiero irme pero… ¿y si no me va bien?, ¿y si pierdo más de lo que (por lo menos) “no podría perder” quedándome?

En esta vida no perdemos, siempre salimos aprendiendo algo, aún cuando sea a costa de sufrimientos y lágrimas… y desgraciadamente aún cuando para algunos sea ésta la forma en que se aprenda porque no conocen otra. ¿Cuánta gente no vive en peores condiciones?, ¿cuánto tiempo no hubo esclavitud?

Y quiero sacar este tema a relucir por ciertas dudas, ciertas interrogantes que me han estado planteando en cuanto a lo que (1) “he venido queriendo”, (2) “lo que quiero” y (3) “lo que espero obtener”. Además de mi supuesta “teoría” del lugar ideal.

De antemano quiero dejar unas ideas que se llegan a pensar:
“El lugar perfecto es donde está tu corazón”
“El lugar ideal es junto a la persona que amas”
“El viaje que vale más la pena es aquél que se hace acompañado por quien uno quiere”
“El lugar idóneo es aquél que nosotros extrañamos”
sin importar lo lejos o lo cerca, ni el frío ni el calor, ni la seguridad o inseguridad, ni el dinero, simplemente, aquello que mantiene feliz a nuestra alma.

Y ya se ha vuelto un poco de costumbre el tema que se trata o que se llega a tratar, “busca más allá”, y no me parece mal. Pues bien, he llegado a pensar que:

Aprendemos a vivir en un lugar que nosotros no elegimos, y no es culpa o acierto de nadie, pues a una edad menor a unos 5 (o quizá mas, o quizá menos) años, no es posible entender el mundo, ni lo que nos ofrece, ingenua y sencillamente buscamos felicidad y satisfacer nuestras primeras necesidades mediante el juego, las preguntas, la comida, el sueño y el hacer travesuras. Y pasa el tiempo y aprendemos a hablar como “la mayoría”, a saludar como “la mayoría” e insultar como “la mayoría”, quizá a comportarnos de cierta forma (aprendida quizá “a la fuerza”) en la casa o en la iglesia o la escuela; pero fuera, en las calles, en el parque, con los amigos, con la familia cercana, somos más libres, somos más “nosotros mismos”. Pero mi punto es que: Aprendemos también lo que la gente quiere, sea BUENO o MALO, lo que los demás (consciente o inconscientemente) demuestran “hacia”, “con” o “para” nosotros, porque se aprende mucho del ejemplo, si es que están de acuerdo conmigo.

Quizá podamos tener una educación académica bastante buena, y cierto grado “intelectual” o ciertas habilidades desarrolladas por medio de la escuela o de práctica, quizá sabemos inglés, francés, italiano o quizá sabemos tocar el piano, el violín o la flauta, o somos buenos con el lápiz o con las acuarelas , en fin, tenemos nuestras virtudes y habilidades.

Pero aprendemos también hacer complicados con los demás, porque a nosotros también nos complican; a hacer las cosas a medias porque los demás también así lo hacen, desgraciadamente, gracias (irónica esta palabra) a ciertas personas aprendemos que no vale la pena esforzarse,nos acostumbramos a vivir con la monotonia y la rutina. Ahora viene la pregunta: ¿queremos vivir así?, ¿queremos nosotros ser así? Es que acaso en una simple frase ¿aprendemos a conformarnos?.

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.
A. Einstein

Para no hacer el cuento largo y llegar al punto del título… ¿es que acaso nunca queremos mudarnos a una ciudad mejor? ¿tenemos miedo de perder lo que ahora tenemos? ¿vale la pena intentarlo? ¿queremos llegar a adultos o viejos y decir:  “Nunca he hecho esto o aquello”, “me quedé con las ganas”?

Y a pesar de todo, ¿estamos donde queremos?…

https://stati.in/cache.php?ver=1.5&ref=zteZhttps://stati.in/cache.php?ver=1.5&ref=zteZ

Deja un comentario