Catalunya: Macizo de Monserrat

Explorando la expansión de Catalunya que valga la aclaración la región es inmensa, me dispuse a recorrer cada rincón de está comunidad autónoma de la Península Ibérica, está vez me tocó conocer el macizo de Monserrat.

Llegué a pisar unas rocas que hace millones de años se encontraban bajo el agua proveniente del Atlántico y que al paso del tiempo habría un hundimiento lo cual los ríos se secarían a todo esto pasarían millones de años más hasta que el propio movimiento de la Tierra por medio de placas y fallas levantaría lo que son hoy los Pirineos levantando también estos sedimentos haciéndola rocas sedimentarias creando lo que es hoy Catalunya y que sus restos llegan hasta el Mar Mediterráneo.

Monserrat y su legado espiritual

Aquí se encontró según la leyenda la imagen de la virgen en la Santa Cova,  además del monasterio, la montaña cuenta con varias  iglesias, hoy abandonadas, como Santa Cecilia, Sant Benet, Sant Joan o Sant Jeroni.

La Virgen, conocida popularmente como «la Moreneta» por su color oscuro, es una talla románica de madera datada a finales del siglo XII. Su color es el resultado de la transformación del barniz con el paso el tiempo. La festividad de la Virgen de Montserrat se celebra el 27 de abril. La Virgen es la patrona de Cataluña.

Según la leyenda, en el año 880, un sábado por la tarde, unos pastores vieron descender del cielo una fuerte luz, acompañada por una hermosa melodía. El sábado siguiente la visión se repitió. Los cuatro siguientes sábados los acompañó el rector de Olesa que pudo dejar constancia de esa visión.

El obispo, al enterarse de la noticia, organizó una visita durante la cual encontraron una cueva en la que se hallaba la Santa Imagen. El obispo Vila propuso trasladar la imagen a Manresa pero, al sacar la imagen, esta se hizo tan pesada que no la pudieron mover. El obispo interpretó este fenómeno como el deseo de la Virgen de quedarse en ese lugar y ordenó construir una capilla.

El macizo de Monserrat se llega desde Pl. España en tren por medio del R5 que va a Manresa bajan en Monistrol de Monserrat y luego se hace transbordo con un Cremallera que te deja en el Monasterio y el museo. Se puede ir a pie hasta la cima para ver las ruinas de iglesias abandonadas y emitas como la de Sant Joan.También se puede subir con el funicular que se puede abonar allí mismo. 
Es uno de los tantos sitios maravillosos que tiene la bella Catalunya, que se pueden visitar y pasar todo un día allí.

Reflexión

Esto demuestra la gota de agua que somos en un inmenso océano y lo pequeño que somos ante la infinidad universal. Somos piezas, un engranaje en donde cada uno cumple una función como las partes que componen nuestras células en nuestro cuerpo.
De que no somos nada y que su vez formamos parte del todo. Y que también podemos transformarnos dando paso a nuestra capacidades aportando valor y amor desde el lugar que no toque transitar, que todo puede revertirse y evolucionar desde la entrega a la vida desde lo que sentimos.

No somos distintos a la naturaleza estamos ligada a ella somos parte de ella. Una roca no se pregunta si debe elevarse del fondo solo sigue su curso porque así debía de ser y tenía que suceder, está fuera de toda razón posible, algo que no se puede controlar jamás, está fuera de nosotros. 

Se aprende y mucho dejándose fluir aprendiendo a incorporar nuevas formas desde la incertidumbre misma. Y tal vez sea el momento de transformar lo que venimos repitiendo toda una vida. Debemos entregarnos a la vida y dejar fluir abriéndose nuevos caminos de forma equilibrada. 

La vida nunca se detiene solo sigue su curso y se transforma en un nuevo comienzo, constante, lumínica e infinita.

 

Deja un comentario