Ego Espiritual un proceso más del crecimiento y maduración interior

Cuando inicias el camino del auto conocimiento interior es un camino de ida sin retorno, digamos dejas de ver las cosas como creías que eran, no te resultarán nunca más como eran antes, al tomar consciencia de tu existencia, comprendes la existencia del otro. Tienes una visión más amplia de tu propia vida y de todo lo que te rodea, pero esto es sólo el principio del proceso para tomar las riendas de tu vida con decisión y responsabilidad.

Deberás terminar el proceso para volver nuevamente a tu eje, a tu equilibrio, de nuevo al principio, a tu punto de partida, es decir, vuelves  a ser la misma persona de antes de iniciar este viaje interior sólo que ahora has cambiado tu propia visión de como ves tu vida con respecto a los demás, desde tu verdadero estado natural. Esto es una experiencia, y vas a cuestionarte desde el presente todas tus decisiones validadas desde tu amor o desde el miedo, enfrentándolo para hacer consciente algo que tu mismo no sabías que debías atravesar por ello para luego evolucionar como persona.

Existen varias etapas para que empieces el camino del auto conocimiento, no existe técnica, la herramienta la eliges tú, porque tu eres tu propia técnica. Antes de continuar, lee mis palabras, pero sólo trata de ver que dicen de ti estás palabras para poder cuestionarte, no creas que sean la verdad, porque la verdad no la tengo, la única verdad la tienes tu dentro de ti. Recuerda, esto que escribo sólo es información basada en mi propia experiencia, tu decidirás que hacer con ella. Espero poder serte útil.

En este sendero de cuestionarse y subirse al tren del descubrimiento es infinito, pero existen varios estadios de consciencia en ese trayecto, podemos llamarlo si se quiere etapas o procesos una vez que te sientes iluminado. En esta ocasión te iré explicando en varios puntos que el ego puede confundirte en el momento que crees haber despertado de ti mismo pero eso sólo es el inicio de una etapa de muchas que debemos de aprender.

Cuando más te conoces interiormente más puedes hacer consciente aquello que debes de darte cuenta para afrontar la siguiente etapa por así decirlo. En un principio tu vida iba a la deriva y no sabías ni porque te encontrabas de esa manera o te retorcías de la angustia, tenías problemas existenciales, vacíos, sufrías del dolor que ni siquiera te cuestionabas, emociones a flor de piel que te causaban un dolor impresionante, y que no querías ver, viviendo en defensa o con ataque en ese estado de alarma constante para con los demás. Has intentado por muchos medios tratar de ver donde está el problema que supuestamente creías tener a causas de los demás. Has consultado a profesionales y ni aún así no tienes la paz que buscas, y sigues como casi resignándote a vivir infeliz sin ni siquiera saber y darte cuenta que tu eres la cura a todos lo que crees tener mal.

Descubres que la causa de todo tus males, es tu ego propio, que en latín quiere decir “YO” otros lo han llamado demonio, serpiente, en fin cada uno le dio la interpretación según la creencia que haya tenido. El ego es diverso para cada ser humano pero podría decirse que es el mecanismo de defensa y ataque que no te permite cuestionar tu interior, que todo lo convierte en juicios y conflictos que la misma sociedad te ha inculcado desde tiempos inmemoriales, educándote desde el bien tener y no desde el bienestar.

Empiezas a cuestionar tu ego, y ves el ego en los demás, comienzas a darte cuenta que has despertado de lo que antes ni te dabas cuenta, bien, en mi experiencia fue sentirme unido a los demás y fue como algo místico. El tema es que comienzas a darte cuenta que eres un ser humano que depende si mismo que no esta separado del resto y que sólo existe el amor como premisa hacía con los demás desde el desapego no dual sin opuestos. 

Pero cabe aclarar que una vez que descubres esto, empiezas a creerte que eres superior a otros y luego intentas cambiar en los demás lo que has cambiado en ti, no dejas de querer intentar “despertar” a tu prójimo que lo juzgas, y luego separas por dos mundos, del crees que es consciente y del que crees que es inconsciente, o sea comienzas aislarte sin darte cuenta.

Cuando ya has logrado o estás en el proceso de cambio, puedes ser engañado a lo que llamaremos  “Ego Espiritual” por ejemplo: empiezas a  juzgar a las personas por sus estados de consciencia, para estar en paz te obsesionas con el cambio, y el ego que actúa sobre ti, comienza a dar consejos cuando nadie te los ha pedido y hablas por demás como si lo demás te hubieran pedido una opinión, tratas de inculcar tu estructura mental imponiéndote de forma prepotente y  luego entras en conflicto contigo porque los demás no ven lo que tu crees ver en el otro. A nadie le importa tu opinión lo digo en el buen sentido, a menos que te la pidan, sólo brinda la información que te soliciten, debes de saber  escuchar y saber comunicarte con los demás que generalmente son las personas de tu vida, o las que se encuentran afuera de tu círculo intimo. No podemos aconsejar a nadie a menos que requieran de nuestro parecer pero cada ser es distinto a nosotros y su forma de ver la vida no quiere decir que sea igual a la nuestra, en otras palabras, cada ser humano tiene su experiencia vital y cada uno está lidiando con su propio interior, sin más no se puede intervenir en el proceso de nadie aún siquiera si nunca se ha cuestionado o se conoce .

También puede haber orgullo o soberbia espiritual  llevarte a pensar que ya lo sabes todo, y que no necesitas aprender más nada de nadie que estás libre de ego y de creencias. Ves a los demás como si estuvieran dormidos sin darte cuenta, que cada ser humano tiene sus tiempos y viven en sus propias realidades, muchos se creen transformados para ayudar al prójimo sin poder dar a luz lo que tienen como oscuridad.

Tu ego espiritual te lleva a ser egocéntrico, en el sentido que te crees especial ante lo demás y sólo hablas con personas que llevan tu mismo vocabulario o piensas que van por tu mismo camino, alardeando por lo que has descubierto y cuando a otros no tienen la menor idea de lo que estás hablando o no les importa por el proceso que estás realizando, en todos los casos guardátelo para ti, cuando alguien se interese sobre lo que has experimentado te lo hará saber y luego verás el modo de comunicárselo para aprender juntos porque será el momento que debas de compartirlo con esas personas, mientras tanto sigue siendo tú mismo y disfruta de cada instante.

Seguir  la ideología de algún maestro espiritual para justificar que estás en un proceso espiritual, cuando en realidad nadie va por el mismo camino de nadie, y todos tienen caminos diversos pero que al final todos pueden ser tu Maestro o Guru, puedes aprender de cualquier persona sin irte a ninguna montaña o sitio silencioso puedes incluso encontrar tu paz en una ciudad con mucho ruido, porque la paz es liberarte de tus propios conflictos y miedos enfrentarlos cuando la vida te lo presenta sin más, es una experiencia que debes de vivir para aprenderlas, o bien puedes tomar otra elección huyendo que aprenderás de todas formas, hasta que decidas nuevamente. Por ejemplo algo que te perturba, algo que odias, situaciones que quieres evitar, todos tiene elección depende de ti ver lo que la vida te presenta en tu presente, según lo que proyectas desde tu interior, no pasa nada si eliges un modo u otro siempre aprenderás. 

Confundir el desapego con indiferencia. Para no sufrir y no pensar en nada, siguen separando todo, sin poder terminar su proceso interno. Pueden Meditar y lo hacen como forma de aislarse de la sociedad para no enfrentar sus verdaderos aprendizajes. Por ejemplo, odiar un sistema dado o personas que eligen vivir de otra manera sea en la naturaleza o en la montaña, no sirve ni un extremo ni el otro, sino encontrar la manera de vivir con las dos, que en realidad luego se convertirá en una sola manera, debes de construir sobre las herramientas que te han sido dadas y tu juegues con ello dandole el sentido que tu interior te diga, no se trata de revelarte en contra de un sistema sino que utilices ese sistema para un cambio, tu cambio interior, siendo tu mismo el cambio utilizando el sistema a tu manera que si lo haces desde tu interior será una felicidad para ti logrando tu bienestar independiente y la libertad financiera que necesites para vivir, y luego repercutirá en los demás con una inspiración, sin tanta palabrería suelta.

Creencias de credulidad que lo limitan a ser uno mismo, que siguen una espiritualidad de fantasía o imaginativa sin tener los pies sobre la tierra. Ser espiritual no es ser seguidor del budismo o el cristianismo, y podemos seguir con muchos “ismos” esto lleva al fanatismo, pueden ser que a muchos les sirva como guía o un medio y hasta puedan que sean felices en esa elección y es totalmente valido y no juzgable pero están atados bajo una creencia; ¿que es esto?, siguen sin poder ser ellos mismos, donde la resistencia es muy elevada que les impide salirse de ella, y su tozudez los lleva a la negación constante y el encierro en esa creencia. En realidad están siguiendo una forma de vida que fue de una persona que decidió vivir así que te aísla de lo que sigues sin sanar o piensas que en soledad podrás sanarte siguiendo las filosofías de tal o cual maestro, que como bien se sabe los libros que se hayan escrito le sirvieron a esa persona que las escribió más que a nadie y que fueron sus experiencias sanadoras que quedaron, y que por supuesto pueden servirte a conectar contigo junto a tu divinidad y que a su vez justificarás tu existencia, pero las palabras no te curarán, debes tener un plano más amplio de que dicen esas palabras para con tu vida para hacer consciente lo que no has purgado o descubierto en ti, tarde o temprano te darás cuenta que volverás hacía donde partiste y enfrentarás cual fue la causa por el cual decidiste re conectar contigo lejos de tu lugar de origen y así transcenderlo.

Puede existir también el que no quiere sufrir, tiene un exceso de felicidad que utiliza la espiritualidad para no enfrentar lo que siente. Y si se evita el conflicto, no esta comprendiendo que no debe aferrarse a la espiritualidad, no saben poner limites, se resigna a no hacer nada, señala su transformación a los demás buscando la aprobación pero sigue lleno de dudas, y se refugia en un lugar que se siente cómodo, por miedo a perturbarse para no perder la paz que cree tener. La espiritualidad uno la vive como quiere pero no tiene nada que ver con la religión, sino una manifestación de lo que es en realidad, la unidad con tu propia esencia en una sola mente uno debe ser sabio cuando se comunica con los demás, esto es el verdadero amor, de inclusión, compasión, totalidad, comprensión, expansión y unión auténtica. La espiritualidad es amar sin condicionamientos, aceptar tu existencia, la del otro y lo más maravilloso es que podemos crear nuevas ideas en conjunto y compartirlas para seguir creciendo en este bello  mundo que nos ha tocado transitar hoy, allí es donde te haces más sabio y maduras internamente y continuas el viaje infinito de auto conocimiento, desarrollando tus talentos trabajando en tus propósitos. La espiritualidad no conlleva dogmas ni ideologías, ni depende de un grupo o factor, es laica en donde tu te vas reinventando al tiempo que vas experimentando, es la capacidad de verte a ti a través de tu ego de lo que crees o aparenta estar sucediendo en ti  y trascenderlo para transformarlo en un aprendizaje estando en el tiempo presente, definidas conceptualmente como adversidades, pruebas, acontecimientos, sin opuestos indistintos de los estados  inconscientes, conscientes o auto conscientes que estemos desarrollando y conociendo. Todo es un flujo en movimiento como la misma cadena de montaje. 

El camino del auto conocimiento y el crecimiento personal es un proceso de maduración que nunca termina de todas las experiencias que vivas pero que sirve para que poder seguir descubriéndote para llevarte a mirar la vida desde otra perspectiva haciendo la convivencia con y hacía todos los seres humanos que encuentres en tu vida como medio de tu propio aprendizaje interior y expansivo para todos haciendo un mundo de comprensión y sabiduría, todo depende de ti querer conocerte.

Espero que el articulo que he escrito te sirva de utilidad, Gracias por leer explorando nuevos caminos.

Deja un comentario