Irlanda, el país verde y las manos que construyeron América

Por el día de mi trigésimo sexto aniversario de nacimiento decidí darme un gran regalo, un viaje a un querido y hermoso país que he querido conocer desde pequeño, el país verde, Irlanda.

Aprovechando mis cuatro días libres que me había dado el Hotel donde trabajaba, un cinco de octubre partí hacía Dublín. Está maravillosa tierra me recibió con mucha lluvia fresca, su clima áspero y lluvioso era tal y como me lo había imaginado, quedó demostrado que aquel día que había llegado a ese territorio, me daba la bienvenida con todo su color verde y mojado, estaba encantado, se notaba que había comenzado asomarse el otoño, mi estación favorita del año.

Hacía mucho tiempo quería conocer esta pequeña gran Isla situada al oeste de las Islas Británicas. La primera vez que supe de este país fue por una banda musical de Nombre U2,  que aparte de seguir sus hermosas canciones me llevaría a interesarme y sentir curiosidad de conocer un poco su cultura, y su gran desarrollo interior como país.

Tienen un gran legado de la cultura celta, que claro está tiene origen en estas tierras que luego se expandirían hacía Galicia, lo que es hoy el Noroeste de España, y  en casi toda Europa llegando a influir a la mitología griega incluida a la Romana. Su idioma es el Gaélico Irlandés, muy presente en los nombres de sus calles, como así también en las matrículas de sus vehículos. Con esos buses de doble piso muy parecido a los que hay en Londres con el volante a la derecha, estaba alucinado de verlo y fue sensacional poder subirme a uno de ellos.

Irlanda hoy es un República democrática liberal, convirtiéndose  en una de las grandes potencias en el mundo y que ha progresado mucho en los últimos 30 años. Bien a todo esto hubo un tiempo que este progreso digamos se había retrasado debido al conflicto de independencia con los británicos, sumándole hambrunas, disputas con Irlanda del Norte, terrorismo, desempleo y mucha inmigración.

Durante muchos años los irlandeses hicieron crecer a países como U.S.A. y Canada con su mano de obra e ideas. Y puesto que durante treinta años Irlanda estaría escasa en educación y aumento de la criminalidad. Que a partir de 1987 la cosa daría un vuelco hacía una tan esperada transformación  en un crecimiento sociocultural y económico  largo e ininterrumpido.

Dicho esto ver con mis ojos el avance que han tenido era indescriptible, a eso le llamo aprender de los errores, tomar consciencia de las experiencias del pasado, era el momento de madurar e integrar el aprendizaje.

Me hospedé en una habitación que reservé por Arbnb muy acogedora muy cerca del centro, mi trayecto hacía al alojamiento me había dejado boquiabierto, estaba lloviendo, tenía una sonrisa  imborrable, estupefacto de lo que mis ojos estaban observando en ese momento, las calles de Dublin, sus casas, y departamentos, la forma en el que estaban construidos con ladrillos a vista en duplex, todas las casas eran similares con escaleras y subsuelos.

El crecimiento de esta ciudad en los últimos años se notaba mucho, tanto que disminuyó la inmigración de parte de los irlandeses, a la razón de economías libres dio lugar a una gran expansión de nuevas empresas lo que aumentó el número de empleos además también de la llegada de muchos estudiantes de todo el mundo a hacer carreras universitarias. Hay mucha diversidad cultural en especial de ingleses y alemanes en su mayoría, también venezolanos y de muchos países de Latinoamérica, además de un gran porcentaje de países de la Unión Europea, como España e Italia.

La gente irlandesa es sumamente amable y de una calidez humana maravillosa te cuentan historias verdaderas con lujo de detalles que regalan amor y autenticidad, no hay como los irlandeses para que te cuenten su cuentos e historias antiguas con un cierto grado de superstición sobre sus mitos y leyendas que hicieron llevarlas a sus costumbres, son fascinantes.

Los transportes públicos en perfecto estado, ellos usan mucho el tranvía, el tren funciona a horario pero algunos  de sus coches necesitan ser renovados ya que tienen años de antigüedad, y va en mejoras.

La tecnología ha hecho un país que sigue en constante crecimiento y tiene un turismo receptivo abundante. 

Espacios verdes de recreación

Hablamos de sus espacios verdes, Dublin cuenta con el parque más grande de toda Europa, el famoso e imponente Phoenix Park fue creado en 1662 y abierto al público desde 1745 constituye un gran pulmón para la ciudad, su tamaño es parecido a la de un bosque, un inmenso lugar para explorar por varias horas,  y sentarse a reflexionar, relajarse y contemplarlo no tiene nombre además se puede encontrar familias de ciervos que viven allí sueltos por todo el parque digno de apreciar, nunca había visto tan precioso sitio verde en mi vida.

También tenemos el St Stephens Green cuenta con unos jardines que fueron rediseñados en el siglo con un estilo victoriano, ( era el estilo de moda de aquellos años) XIX que como se puede apreciar se mantiene muy bien. El terreno rectangular ocupa casi nueve hectáreas de terreno de extensión, lo más precioso es observar las gaviotas y los cisnes que andan libres por los enormes lagos. El parque cuenta con zonas arboladas bajo las que cobijarse, infinitas praderas, una fuente central y algunos monumentos en honor a importantes personajes irlandeses. Una de las zonas más curiosas es el parque para ciegos, que cuenta con plantas aromáticas que están etiquetadas en braille.

No puedo dejar de nombrar el Merrion Square, que al cabo de su construcción,  en un principio fue un parque privado utilizado sólo por los vecinos, personas pudientes que se trasladaron a las encantadoras casas de estilo georgiano que rodean el parque.

Durante muchos años las casas de Merrion Square fueron el hogar de numerosos personajes relevantes, como el poeta y escritor Oscar Wilde, el artífice de la emancipación católica de Irlanda, Daniel O´Connell, o bien el poeta y pintor George Russell. En 1930la iglesia compró el terreno del parque para la construcción de una catedral, pero esta nunca se llevó a cabo. En 1974, el Arzobispo Dermot Ryan cedió el terreno a la ciudad de Dublín para utilizarlo como parque público.

Por último de las esculturas más emblemáticas que contiene el parque es la del poeta Oscar Wilde, un gran artista literario irlandés.

El famoso Temple Bar

En pleno corazón del Dublín, no vamos encontrar con el Temple Bar, si conoces la fiesta de San Patricio seguro sabrán que este sitio es el lugar donde se juntan para celebrarlo. La historia del porque tienen muchos Pub y Bares, es porque los irlandeses toda la vida han vivido bajo un clima de mucho frío, y obviamente los inviernos son largos y crudos por lo que su momento de recrearse y hacer sociales son estos sitios brindando con un buen whisky Irlandés o una cerveza negra Guinness, que por cierto es una visita obligatoria deleitarse con una y disfrutarla como se debe.

Caminando a metros nomás del Temple Bar nos vamos a encontrar con el Ha’penny Bridge (puente medio penique) es uno de los puentes que cruzan el río Liffey en Dublín.

Inicialmente se llamó puente Wellington, por el duque de Wellington que venció a Napoleón en la batalla de Waterloo. Fue construido por un armador de barcos al que dieron la opción de reparar sus barcos o construir un puente debido al mal estado de su flota. Decidió lo segundo y cobrar un peaje como forma de compensación por los barcos que tenía que retirar.

Peaje que curiosamente empezó costando medio penique, una de las razones por las que se conoce este puente por ese nombre. También se dice que la forma recuerda al canto de una moneda de medio penique. En 1919 cuando se terminó la concesión el peaje ascendía a penique y medio.

En el año 2001 fue restaurado y devuelto su color blanco original.

Las manos que construyeron América

Costeando el gran River Liffey caminando hacia el puerto me encuentro con unas de  las esculturas más impresionantes que se hayan hecho sobre la historia de Dublin, «Famine» que representan a muchos de los inmigrantes irlandeses que alguna vez decidieron partir debido a la la gran hambruna  y a la falta de recursos para poder vivir dignamente durante del siglo XIX y gran parte del XX, quienes encontraron nuevos horizontes en América del Norte logrando desarrollarse obteniendo crecimiento personal en un país con respecto hacía la libertad integra y proyecto de vida de cada individuo sabiendo valorar sus talentos. Es imposible describir lo conmovedora que es la escultura y que transmite al observarla, te deja sin alientos y sin palabras. 

Evolución socioeconómico y progreso ininterrumpido

La historia de Irlanda es grandísima, ha pasado por mucho, por si no lo sabían Irlanda fue por más de dos siglos unos de los países más pobres de toda Europa, poseía un penoso historial de crecimiento económico antes de 1960.

Durante los cincuenta, la posición política de varios gobiernos sucesivos fue la del proteccionismo. Las exportaciones eran dirigidas al Reino Unido. El alto nivel de interferencia gubernamental en el comercio y en otras áreas de la economía produjo estos pobres resultados económicos.  El deterioro económico se reflejó en una masiva emigración que redujo en un séptimo la población de Irlanda en los cincuenta.

El gobierno irlandés abandonó lentamente las altas políticas proteccionistas en los años sesenta y empezó a seguir una estrategia de crecimiento orientada a la exportación. La reducción unilateral de aranceles (impuestos a los bienes y servicios privados) en 1964 y nuevamente en 1965, así como el Acuerdo Comercial Inglés-Irlandés que permitió el ingreso de manufacturas irlandesas libre de impuestos al Reino Unido a cambio de una reducción anual progresiva del 10 por ciento de los aranceles en Irlanda, fueron políticas particularmente beneficiosas que coadyuvaron a hacer de Irlanda un país más atractivo para la inversión extranjera.

La liberalización del comercio durante los sesenta fue el motor del crecimiento económico de Irlanda. La producción se expandió, casi el doble de lo logrado en los años cincuenta. Sin embargo, todavía existía un alto grado de intervención estatal en la economía en esta época, y aunque el crecimiento fue mucho más alto que el de los cincuenta, no es tan sobresaliente como el crecimiento que Irlanda ha experimentado desde 1990. Las políticas de libre comercio de Irlanda simplemente le permitieron aprovechar las buenas tasas de crecimiento económico que en general estaba experimentando Europa.

 

Pero entre 1973 a 1986 volvería a decrecer ya que había entrado en una enorme crisis fiscal en donde la inflación tenía una participación protagónica, entonces hicieron en 1987 para poder reducir su deuda fiscal hicieron recortes gubernamentales como nunca habían hecho en su historia pudieron eliminar su deuda pública. Debido a las varias reducciones en las tasas de impuestos y el crecimiento de la economía, Irlanda disfruta ahora de una tasa impositiva más baja que ningún otro país europeo, con la excepción de Luxemburgo.

Libertad Económica, desarrollo, evolución social y progreso ininterrumpido

Las acciones del gobierno que inhiben la capacidad de la gente para entrar en intercambios mutuamente beneficiosos limitan el nivel de vida que la gente puede alcanzar. Restricciones en el comercio internacional y regulaciones internas interfieren con algunos intercambios de beneficio mutuo. Los impuestos excesivos y la inflación quitan riqueza de los ciudadanos que pudo haber sido usada en intercambios para aumentar su bienestar. La seguridad legal y el Estado de Derecho le dan a la gente la confianza de que cuando emprenden proyectos a largo plazo que los benefician mutuamente, el gobierno u otros ciudadanos no los despojarán arbitrariamente de su nueva riqueza. Aunque es una medida imperfecta, el PIB per capita refleja aproximadamente el nivel de vida. A medida que Irlanda incrementó su libertad económica, el PIB per capita aumentó.

Esto se puede comprobar con las majestuosos edificios en el centro, en los que se encuentra una sede de Facebook y Google, Irlanda posee un desarrollo tecnológico sin contar con el gran ingreso en servicios turísticos receptivos con lo que cuenta el país es impecable y admirable.

Dublin Vikinga

En este sitio también encontraremos a una antigua comunidad de la edad Media , existe una zona donde hubo un asentamiento vikingo. La antigua iglesia de San Miguel (cerca del Castillo de Dublín), alberga esta exposición orientada al pasado de Dublín, con dos ejes: los vikingos y la época medieval. No es tanto un museo al uso, como una representación de la vida en aquellas épocas, por lo que se hace más ameno especialmente para los niños.

Dato importante detrás de la Catedral de la Santísima Trinidad de Dublin, en 1970 se encontraron unas excavaciones  grandes pertenecientes a los Vikingos, entre lo que se encontraron viviendas, Joyas y armas, la cuestión que el estado estaba construyendo un edificio público lo cual sólo se pudo rescatar un tercio del hallazgo ya que todo lo demás quedó sepultado con las obras. La historia vikinga es fascinante fueron grandes comerciantes y exploradores de tierras y grandes agricultores, y muy buenos navegantes, fueron guerreros y guardianes, aunque la historia contada según los monjes británicos es negativa ya que los consideraban salvajes y paganos, la historia es contada con cierto resentimiento ya que en un momento los vikingos habían tomado todo Inglaterra a excepción de Wessex quién el joven Rey Alfred le declaró una ardua y larga batalla hasta lograrlos expulsar hacía Escandinavia, pero su legado quedó latente en estas islas. Se puede realizar el tour vikingo y además recomiendo conocer Dublinia, un museo con lujo de detalle referente a esta época en concreto.

Reflexiones

Irlanda me ha mostrado un progreso y evolución después de su gran y extensa historia llena dificultades y cuestionamientos, que han tenido que atravesar pero gracias a ello como consecuencia han aprendido la lección y las generaciones han transformado el legado convirtiéndolo en su actual presente. 

Para comprender el progreso de mejor manera debemos centrarnos en las capacidades y talentos  idóneos de cada ser humano, actitud y responsabilidad, el ambiente un factor a tener en cuenta todo lo que aporte crecimiento e ideas nuevas para un mejor desarrollo mutuo, buenas relaciones interpersonales nuevas y familiares, ya que eso es una gran base de un todo.

La creatividad es lo que llevará a nuevas formas de generar avance tanto personal como colectivo, se debe aprender de los errores, corregirlos y dejar afuera diferencias que no suman, darse a la vida nuevas oportunidades de crecimiento respetando el proyecto de vida de cada individuo en libertad.

Bueno es todo por ahora, seguramente haré otro post continuando con otros sitios dentro de Dublin para que puedan recorrer. Gracias por leerlo y si te gusto no dudes en compartirlo.

 

Deja un comentario