La sinfonía orquestada del amanecer

Perfecta melodía que recorre cada extremidad de mi organismo, es una sinfonía orquestada fascinante, interminable sin fin, es una euforia inmensa como si recorriera saltando unas paredes de piedras, como si mi pies estuvieran pisando un desierto arenoso árido en donde las calles no tienen nombre alguno.

Siento la gravedad y a su vez el viento que me golpea hacía los aires tanto que hasta que me olvido que respiro, y continuo corriendo, pareciera perderme entre neblinas y auroras boreales pero no, no me doy cuenta que formo parte de intrínseca de estos fenómenos que van y vienen como ráfagas lumínicas que aparecen todo el tiempo sin tiempo sin espacio ni limite que lo separe, como arboles conectados como si fueran cables de electricidad, energía ilimitada de vida, que lo es todo al mismo tiempo y a la vez la nada misma y se expande porque no puede ser controlada sólo continua su ciclo una y otra vez hasta lograr su evolución como la semilla que dio frutos después de todo un cosecha.

De repente veo esos códigos binarios que van formando el amanecer, el día y la noche, esos mismo códigos que se van codificando en nuestro Adn formando nuestras células, todo tan armonioso, tan extraordinario como creadora.

Sientes el sonido del mar calmo en tus oídos, la nubes se disipan a través del viento, y sabes una cosa, lo más maravilloso de todo esto, eres tú, eres la inmensidad ocurriendo porque todo está sucediendo en este instante, aquí y ahora.

Despierta, despierta… que te estoy esperando del otro lado.

Cuanto siento apreciar esos amaneceres interminables que veo cada día, es un nuevo despertar cada día y recordar lo que siempre hemos sido, lo que somos  y también lo que no, es como si todo fuera expresado en una pintura lumínica.

Caminando entre arenas, nos sentamos, vamos de la mano bien fuerte, duplicando la intensidad siempre, no te suelto nunca, la vida es mucho más que lo que vemos y lo experimentamos en esa abundancia de la que estamos hechos, el sol empieza a salir entre el horizonte, el mar viene hacía nosotros mojando la arena, cubriendo las huellas, pero entre medio esas huellas se multiplican, tan mágico todo, tan radiante, el sol en nuestros rostros nos refleja esa misma que luz somos. Todo nos forma parte de nosotros y nosotros formamos parte de ellos, somos el mismo paisaje más soñado viviéndose de forma simultánea, sincrónico, eterno.

IMG_0107.jpg

Entre gaviotas y patos el amanecer es perfecto, se abren las nubes rojizas, han desaparecido, esto es la maravillosa vida que nos regala cada día, sin darnos cuenta que eso mismo somos un despertar a un nuevo día, cuanto quería vivir esto maravilloso que nos abunda, lloro de felicidad, amo la vida con todo mi ser, te amo a ti infinitamente, si puedo verlo, tu también puedes, la vida es arte expresándose todo el tiempo, una poesía de interminables de sorpresas bien orquestadas que la vamos escribiendo para nosotros, para cada uno de nosotros, tu no estás fuera nunca de nada, estás incluido en la magnifica obra maestra de la cual formamos parte en totalidad del todo, y ya está sucediendo.

IMG-20180310-WA0000.jpg

Deja un comentario