Sorrento la ciudad limón

Dos días después de navidad, me fui a conocer Sorrento se encuentra cercana a la Costa Amalfitana, ubicada dentro de la provincia de Napoli. Se puede llegar desde la estación de Napoli Centrale con el tren circunvesuviano, su recorrido termina precisamente aquí. Se Puede llegar en Barco saliendo del puerto de Napoli si quieren, yo les recomiendo en tren ya que es más rápido y tarda alrededor de 50 minutos.

Mientras viajaba en el tren podía ver las distintas caras del volcán Vesuvio de fondo. Cuando llegué a Sorrento hacía un día de invierno a cielo descubierto con un sol que te pegaba en la cara, comencé a caminar por su calles y se podía ver el gran adorno colorido navideño por doquier que lo hacían más pintoresco al sitio. Es un lugar turisticamente muy concurrido con su fachada griega intacta que lo hace muy especial.

 

Caminando por Corso Italia la calle principal que lleva al centro histórico sorrentino podía verse el inmenso árbol de navidad todo decorado a lo lejos tan colorido con el toque romántico que se siente al recorrerla.

En sus orígenes fue una aldea griega cuyo nombre provenía del canto místico de las sirenas según cuenta la leyenda de Ulises.

El pueblo es el resultado de cuatro pequeñas ciudades Meta, Piano, Sant’Agnello y Sorrento. Viendo su centro histórico con calles empedradas, con sus pórticos en sus palacios y pequeñas iglesias.

Por sus calles angostas podemos encontrarnos con sus comercios llenos de productos artesanales, donde se puede comprar algún souvenir o presente como por ejemplo degustar el limoncello que es la especialidad más famosa de esta zona.

 

A pesar de que esta bebida dulce con un alto nivel de alcohol sea típico de muchas regiones de Italia, es oriundo de la región de la Campania ya que es elaborado con los limones cultivados de la Costa Amalfitana y es tradición marcada de Sorrento.  

 

La familia Massa hoy llamada Villa Massa que es la empresa que continua la misma elaboración desde que comienzos del siglo XX. El cultivo de este cítrico es exitoso gracias al clima mediterráneo de la costa Sorrento-Amalfi, lo cual favorece el crecimiento de limones de cascara gruesa y fragante, seca en aceites esenciales que le aporta al limoncello un sabor inconfundible.

 

La máxima atracción que tiene Sorrento es el mirador con una posición estratégica donde podemos ver una vista panorámica del Puerto de Napoli de cara al volcán Vesuvio y del otro lado mirando hacía el mar ver la Isla de Capri, impresionante.

Por último para ir concluyendo mi día en este hermoso lugar, a pocos metros del mirador se encuentra la Iglesia de San Francisco, entre ya que justo había una muestra de pinturas muy buenas, es una iglesia, que fue construida en el siglo XIV por los frailes franciscanos. En su interior tiene un claustro, con arcos sobre dos lados y dos arcos que lo cruzan, una construcción impecable.

Sorrento se puede conocer en un día no hace falta alojarse ahí, por un día, salvo que tengan planes para conocer la Costa Amalfitana o irse para Reggio Calabria.

No se olviden de suscribirse al blog para recibir las actualizaciones de lo que voy escribiendo sobre los viajes o bien escribirme si necesitas consejos viajeros, gracias por leerme, hasta el próximo post.

0 comentarios en “Sorrento la ciudad limón”

Deja un comentario